Breve historia de la gimnasia artística moderna

La gimnasia artística es y ha sido uno de los deportes más característicos de los juegos olímpicos, gracias a su tradición milenaria y a su belleza estética. Se práctica en todos los lugares del mundo, en uno con más frecuencia que en otros, con gran devoción y siempre delimitando un estilo autóctono en donde sea que es practicado. Sin duda alguna la gimnasia artística es un deporte de gran valía histórica para la humanidad y merece ser reconocido como tal. En este post haremos justicia y homenaje a este deporte, haciendo énfasis en el aspecto histórico de la gimnasia artística moderna.

Los inicios de este bello deporte se remontan al año 1811, cuando el profesor del Instituto Alemán de Berlín, Friedrich Ludwig Jahn, crea el primer espacio abierto (al aire libre) destinado exclusivamente a la práctica de la gimnasia artística. Los aparatos que el profesor dispuso para su gimnasio al aire libre fueron la base del diseño de los aparatos que hoy vemos en las olimpiadas.

Hasta ese momento, los fines de practicar gimnasia artística eran netamente pedagógicos para el aprendizaje y la relajación mental-corporal. Se le consideraba un deporte, pero no se veía como una competición como lo es ahora.

La gimnasia artística alcanzó su auge como deporte de competición de alto vuelo en las olimpiadas modernas, es decir, a partir de los juegos olímpicos Atenas, 1896, hasta los juegos olímpicos Londres, 1948. Ese fue un periodo donde algunos juegos tradicionales de las olimpiadas no sobrevivieron al paso del tiempo y fueron olvidados.

En Atenas 1896, la evaluación olímpica de la gimnasia se dividía en una parte atlética y en otra parte artística. Por ende, existen dos competiciones para los gimnastas. Los competidores de la parte atlética tenían que dar el máximo en carreras de 100 m llanos, saltos de altura y saltos con pértiga, escaladas con cuerdas y alguno que otro ejercicio de equilibrio. Mientras tanto, en la parte de gimnasia artística se concursaba ya con todos los aparatos que hoy en día se usan, pero no había competencias de suelo ni se permitía la competición de atletas menores de edad (18 años). Las mujeres empezaron a concursar en esta rama de los juegos olímpicas apenas en 1928.

34 años más tarde los juegos olímpicos se volvieron mucho más comerciales de lo que antes eran, por ende, las competencias se hicieron más rigurosamente deportivas. Fue en los juegos de Helsinki 1952 donde el auspicio y el patrocinio de las empresas en las olimpiadas se tornó popular. En los escenarios de gimnasia ya se colocaban barreras publicitarias de empresas similares a Fontaneros o Cerrajeros , por dar un ejemplo. Las olimpiadas se hicieron más grandes, lo que aumento la exigencia de los evaluadores a los gimnastas artísticos. Fue ahí donde por vez primera se crea la competición por equipos de 6 gimnastas; todo un espectáculo para la época.

 

De esa manera, el deporte siguió creciendo hasta lograr la primera Copa del Mundo de Gimnasia en 1975.