Gimnasia artística, beneficios en la infancia

La gimnasia artística es una disciplina complicada, pero que a las niñas suele gustarles, convirtiéndose, de hecho, en una de las actividades extraescolares preferidas. Y, aunque sea un deporte que parece netamente femenino, lo cierto es que también hay muchos niños aficionados a él. Una disciplina deportiva que tiene muchos beneficios a nivel físico y psicomotriz y que ayuda, por ejemplo a mejorar la autoestima de quien la practica.

Además, la gimnasia artística puede comenzar a practicarse desde muy temprana edad, prácticamente desde los cuatro años. Es en ese momento cuando los pequeños ya dominan habilidades motrices y destrezas básicas para poder iniciarse en esta disciplina. De hecho, es aconsejable que empiecen su práctica pronto, es la mejor manera de que consigan desarrollar mejor tanto la flexibilidad como la coordinación de movimientos o la fuerza. Algo que no significa, sin embargo, que no pueda comenzar a practicarse con otras edades.

Ahora bien, ¿qué beneficios concretos tiene la gimnasia artística para los niños? El primero ya las hemos mencionado: una ostensible mejora de flexibilidad y coordinación, muy importantes en el desarrollo de los niños. Pero, además, la gimnasia ayuda a desarrollar tanto el equilibrio como el sentido del ritmo y ayuda a corregir posturas corporales nocivas o incorrectas.

Fuera de los aspectos físicos o psicomotrices, la gimnasia juega también un papel muy importante en el desarrollo afectivo y social de los pequeños. Por un lado, el deporte siempre ayuda a mejorar su autoestima, a manejar la frustración y a fomentar el espíritu de equipo. Ayuda, además, a valorar el esfuerzo, a fomentar la seguridad en ellos mismos y a desarrollar algo tan valioso como la concentración.

Y todo ello sin olvidar que, aunque para la competición tal vez sea necesario contar con unas cualidades físicas específicas que ayuden a rendir más, a nivel de actividad extraescolar, como una afición o pasatiempo, la gimnasia es recomendable para todos los niños.