Gimnasia en modalidad general

Esta modalidad es ampliamente practicada en Europa desde hace muchísimos años, y con esta se busca siempre promover una vida saludable de una manera creativa e innovadora. Además con este tipo de gimnasia se estimula una fuerte integración en la sociedad, y que busca difundir la práctica de la disciplina en cada una de sus corrientes.

Este tipo de gimnasia es, por mera definición, de tipo no competitivo, y busca siempre la participación de cualquier persona que tenga ganar de practicar una disciplina donde predomine el movimiento físico, en busca de una mejor salud personal. Esta disciplina actúa como una forma de expresión muy particular en el área de la gimnasia, y es que con su creatividad busca resaltar diversos aspectos sociales y culturales de la región donde se practica.

En esta gimnasia de carácter general hay un movimiento que es base, el cual se denomina voltereta y que tiene distintas formas de realizarse.

Formas de voltereta:

  • Voltereta realizada hacia atrás: En esta el atleta se sitúa dando la espalda al colchón donde ejerce la acción, pegando su cabeza hacia el área del pecho, dejándose caer en reversa, y apoyando las manos en la misma altura que sus hombros. En este ejercicio se debe impulsar la persona en dirección para atrás, hasta que alcance tocar el suelo con las palmas de las manos, y luego continuar de esta manera hasta que se pueda dar una vuelta entera.
  • Voltereta hacia un lateral: Acá la persona se sitúa justo frente al colchón, y agarra impulso, apoyando en primer lugar una de sus manos, y continuando con el impulso que ha tomado, hasta apoyar la siguiente mano, para de esta manera seguir en esa dirección y completar la vuelta.
  • Voltereta realizada con las piernas juntas: En esta también se realiza la voltereta hacia adelante, pero las piernas deben estar en posición completamente vertical.
  • El salto del león: esta voltereta se hace extendida en el aire, y se hace en el aire mientras el practicante se lanza hacia el colchón. Siempre hay que tener la cabeza pegada al torso, y apoyar fuertemente las manos al caer.