Torneo Internacional de Gimnasia Rítmica

En estos días se está celebrando en nuestro país nada más y nada menos que el Torneo Internacional de Gimnasia Rítmica. Guadalajara ha sido la encargada de acoger tan importante cita, con el Palacio Multiusos de la ciudad de Castilla La Mancha como epicentro del talento gimnástico.

La cobertura mediática para este acontecimiento está siendo muy pobre, ya que únicamente Televisión Española parece hacerse cierto eco de lo que está ocurriendo en Guadalajara (el canal temático Teledeporte está retransmitiendo buena parte de las competiciones de este Torneo Internacional).

No obstante, el trabajo de las gimnastas es enorme hasta llegar a esta cita; la disciplina, el afán por perfeccionar cada ejercicio, las horas y horas de esfuerzo junto a los entrenadores, el sudor derramado día a día o las privaciones de otras formas de ocio diario son algunos de los sacrificios que todas las gimnastas tienen que hacer para llegar a la élite de este deporte.

Es cierto que los criterios por el que las televisiones desarrollan su programación son muy complejos y que la gimnasia no aporta mucho seguimiento mediático, pero es que los medios ni siquiera han recogido en sus informativos el enorme éxito del conjunto español de gimnasia rítmica que se ha alzado con el oro en los campeonatos de Guadalajara.

Los deportistas que se dedican a la gimnasia merecen mucho más respeto por parte de todos. Es hora de que la gimnasia entre en los temas de discusión de las redes sociales. ¿Es lícito que se informe más sobre partidos de futbol de Segunda División B que sobre un Oro mundial en gimnasia?

Tal vez haya llegado el momento de repensar el deporte en nuestro país. Desde todos los sectores se debería respetar más la gimnasia rítmica; eso sí, cuando lleguen los Juegos Olímpicos y España se juegue su honor en el medallero, muchos serán quienes se den golpes en el pecho y hagan gala del buen trabajo de nuestras gimnastas, esas mismas gimnastas a las que ignoraron durante cuatro larguísimos años.